Bienvenidos a "Tercio de Quites".

domingo, 7 de julio de 2013

LA NOBLEZA PUEDE A LA INCONSCIENCIA.


Momentos de pánico los que se han vivido en el primer encierro de los San Fermines 2013, protagonizado por los toros de Alcurrucén. Como es típico en esta ganadería el encierro fue rápido y el primer toro entró en la plaza en 1:58. Pero un toro quedó descolgado. Deseadito, número 58, de 570 kg. Bajó este toro la parte final de Estafeta y Telefónica a un ritmo muy lento, prácticamente andando, con los mozos tirando perfectamente de él, midiendo bien las distancias. Pero casí al final del callejón, se formó un montón en la parte izquierda del vallado y el astado se detuvo, mirando fíjamente a los inconscientes que se hacinaban ahí, los cuales no tenían posibilidad de escapar. Pero asombrosamente, y tras unos segundos de pánico, la extrema nobleza del toro hizo que no tirara ni un derrote, evitando una tragedia. Sin embargo, este comportamiento pasivo del toro varió al entrar en la plaza, donde arremetió con codicia a los capotes de los dobladores. Finalmente, el crono del encierro se paró en 4.06.

Esta tarde, los toros de Alcurrucén serán lidiados por Antonio Ferrera, Antonio Nazaré y López Simón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario