Bienvenidos a "Tercio de Quites".

domingo, 6 de abril de 2014

VICENTE SOLER CORTA LA PRIMERA OREJA DE LA TEMPORADA EN UNA TARDE INTERESANTE.

Foto: Juan Pelegrín
Vicente Soler ha sorprendido hoy en la plaza de Las Ventas cortando la primera oreja de la temporada, en una tarde primaveral con un tercio de plaza cubierto y muy buen ambiente. Se ha lidiado una novillada de Los Chospes con tres novillos de nota: 1º, 4º y 5º, mansitos pero nobles, embistiendo con largura y con duración en la muleta, 4º y 5º con un puntito más de genio.

Abría plaza Borja Álvarez, que ha desaprovechado un lote más que propicio para el triunfo. Se fue a la puerta de chiqueros en su primer novillo, un castaño llamado "Merengue", que pasó por el caballo casi sin picar y llegó muy entero a la muleta. El novillo era un perita en dulce, repetía en la muleta humillando y con largura, y Álvarez no se acopló con él en ningún momento. Faena larga sin cansarse el novillo de embestir, con el novillero acortándole las distancias y ahogando al animal. Mató de estocada caída y recibió algunas palmas, pero se le escapó un novillo al que tenía que haber cortado algún apéndice. A porta gayola se fue también para recibir al 4º novillo con tres largas cambiadas. Salió a por todas iniciando la faena de muleta de rodillas. Desde el primer momento se vio que la condición del novillo era igual de buena que la del primero, si bien este tenía un punto de picante en su embestida. De nuevo el alicantino o no se dio cuenta, o no pudo aprovechas las embestidas templadas del animal. Solo al final de la faena consiguió ligar algunos muletazos con la derecha pero sin emoción alguna. Al igual que en su primero acortó distancias al final de la faena alargando el trasteo sin mucho sentido. No estuvo acertado tampoco con los aceros y tras dos avisos rodó el novillo. Aciaga tarde de Borja Álvarez desaprovechando dos buenos novillos.

Sin duda fue Vicente Soler quien se llevó el gato al agua. También salió con ganas Vicente Soler recibiendo a porta gayola a su primer novillo al que lidio de forma notable. En banderillas se vio en apuros cuando el novillo desarrollando cierto sentido le cortó mucho en dos pares, presagio de lo que iba a ser en la muleta. En toro tenía una embestida violenta, con peligro buscando el cuerpo del espada sobre todo por el pitón derecho. Con buen criterio empezó la faena con la mano izquierda pero la brusca embestida del astado iba a poner las cosas difíciles. Se paró además pronto, por lo que Soler abrevió y lo pasaportó con un pinchazo y una media estocada. Silencio. En el quinto llegó el milagro. Recibió Soler a la verónica a "Rubanito", un novillo negro y muy serio, un torito, vaya. Sabedor de que el ambiente en la plaza era muy favorable, estuvo dispuesto desde el primer momento, ejecutando un tercio de banderillas de muchísimo mérito y con emoción que encendió al tendido. En la muleta, Vicente Soler dio impresión de torero más que hecho, muy firme, comenzando la faena en el medio, y acabándola también ahí. Inició valiente pasándose el novillo por la espalda y viéndose que también iba a valer. Dos primeras tandas templadas y con la mano muy bajas presagiaron una faena de altura. Entendió perfectamente al novillo, dándole el sitio y el tiempo exacto. Alternó la mano derecha y la izquierda (todo en el centro del ruedo), bien colocado, ligando los muletazos y enroscándose al novillo a la cintura, destacando un natural eterno que levantó a la gente. Se fue a por la espada en el momento justo sin pecar de alargar la faena. Cerró la faena con unos ayudados por alto y remates por bajo con mucho gusto. Pinchó y mató al toro de una media estocada caída. Por ello quizás la oreja fue algo excesiva, pero la impresión que ha dado el castellonense ha sido muy grata. Una gran ovación despidió al novillo.

El poco bagaje de David González se ha notado en el día de hoy, aunque tampoco ha tenido suerte con su lote. El tercero fue también un novillo noble pero con menos clase en su embestida. Llegó justo de fuerza a la muleta por el excesivo castigo que recibió en varas. Se paró el novillo pronto y aunque lo intentó nada pudo hacer el madrileño. En sexto lugar sorteó un novillo descastado y sin gracia pero que se movió. David González muy acelerado no fue capaz de ligar ni un muletazo. El trasteo acusó quietud por parte del espada que solo pudo sacar algún muletazo suelto por el derecho sin mucho acople, porque por el pitón izquierdo no probó al novillo. Se vio apurado con la espada y el presidente le perdonó los tres avisos. Silencio en su lote para un David González muy verde, pero que mirando el lado positivo tiene margen de mejora.

Tarde muy interesante en la que destacó Vicente Soler cortando una oreja importante, ganándose volver a actuar el 27 de abril. Sorprendió Los Chospes con tres novillos de buena nota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario