Bienvenidos a "Tercio de Quites".

sábado, 7 de junio de 2014

VICTORINO MARTÍN, GANADERO.

TORO. Foto Juan Pelegrín.
 Opiniones de todos los gustos, como es lógico, después de la corrida de hoy en Madrid. Yo no quiero ahondar en la polémica pero sí decir que hoy, en la 29º de feria, es la primera tarde en la que de verdad me he emocionado con el TORO. Corrida dura de Victorino Martín, arrancándose bien el el peto y tomando tres varas dos de los toros. En la muleta, con genio, peligrosa y dura en líneas generales, reponiéndose pero con calidad también; por ejemplo en el lote de un gris Uceda Leal. El lote más "noble" y aprovechable de la corrida, quizás hasta para cortar alguna oreja; pero el diestro madrileño ha estado apático. Tampoco me quiero olvidar de las dos primeras series del tercero de la tarde por su pitón derecho. Creo que en toda la feria he visto a un toro embestir tan largo, con la cara tan baja y persiguiendo la muleta con esa codicia y bravura. Hoy en la plaza se podía sentir el riesgo y la EMOCIÓN, y el culpable ha sido el toro bravo y encastado. Difícil labor la de los tres espadas que no ha sido comprendida por la mayoría del público, ese que está a acostumbrado a palmear la lidia impuesta por "The Maestros" y que no acepta como válida otra que no sea esa, acompañados por un toro "flojo, noble y toreable". Hoy se ha comprobado.
Yo, sinceramente, es la tarde en la que más satisfecho me he ido de la plaza, porque por fin, después de mucho tiempo, hoy en la plaza de Las Ventas hemos disfrutado con el verdadero protagonista de la fiesta, EL TORO. Y digo "hemos" porque así ha sido en toda la plaza. Como siempre, hay gente que aprovecha la mínima para atacar a cierto sector de la plaza y hoy muchos han quedado retratados. Se quejan de que se ha aplaudido a toros mansos o la muerte del quinto, cuando esos aplausos han venido de TODAS las zonas de la plaza, todas. Al igual que aprovechan los pitos a Antonio Ferrera para volver a arremeter contra este sector; cuando es el único en el que se han escuchado palmas reconociendo la labor lidiadora del extremeño (pese a su mal uso de la espada, y de la puntilla...); entre la bronca del público de Las Ventas. Y lo sé porque he estado allí. Muchas veces es muy fácil hablar desde la televisión.
No quiero olvidarme tampoco del grave percance del subalterno Manolo Rubio, al que le deseo una pronta y satisfactoria recuperación. Mucha fuerza, torero.
Para acabar quiero rescatar estas palabras de Victorino Martín en las cámaras del plus: "Este tipo de corrida mi padre la ha echado muchas veces. Encierros como éstos fueron los que encumbraron a mi padre; es lo que la gente espera de nosotros'. 'Prefiero que salgan demonios a que nos salga el toro bobo y tonto". En algunos momentos el público ha sido algo injusto con los toreros, pero la gente, con corridas como éstas, va a respetar a los toreros mucho más'.El público va por delante de nosotros siempre y los profesionales a veces también podemos estar equivocados. La gente ha salido contenta con la corrida, pues habrá que escucharla'.'Me debo al público, que es mi cliente, y mi cliente ha salido contento."
Lo dicho, GRACIAS Y ENHORABUENA, GANADERO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario