Bienvenidos a "Tercio de Quites".

sábado, 30 de agosto de 2014

EMILIO DE JUSTO HACE EL TOREO EN BAÑOS DE MONTEMAYOR


En una plaza con solera y sabor añejo, de las que te hacen trasladarte en el tiempo, se ha celebrado hoy la primera corrida de la toros de la historia de este municipio cacereño.
Con los tendidos llenos, alrededor de 650 personas, se han lidiado cuatro toros de Francisco Galache, de presencia adecuada para esta antigua y coqueta plaza. Los dos de rejones más parados, los dos de a pie nobles, faltos de algo de motor y chispa pero que sacaron fondo permitiendo estar a gusto al matador.
Abría cartel el rejoneador Rubén Sánchez. Como mis conocimientos en el ámbito del rejoneo no son muy extensos, me limitaré a decir que el caballista toledano estuvo digno ante sus dos oponentes si bien las condiciones de la plaza dificultaron su labor. El fallo con el rejón de muerte hizo que solo pudiera cortar una oreja a su segundo toro.
Por su parte Emilio de Justo volvió a demostrar el gran momento que atraviesa. Recibió a sus dos toros lanceando a la verónica de forma excelente rematando con medias de cartel, lo que puso de manifiesto que a esta plaza, por pequeña que fuera, venía a por todas como cada tarde. No andaban sobrados de fuerza sus dos toros tras los primeros tercios, pero la embestida templada y fondo que sacaron ambos animales y el buen hacer del matador hizo que las faenas de muleta fueran de alta nota. La espada privó de los trofeos en el primero tras una gran faena cimentada en la mano derecha, mientras que con su segundo se vivieron los momentos más brillantes de la tarde. El diestro de Torrejoncillo entendió a la perfección al toro, cuya clase permitió al torero torear a gusto y encajado, logrando series bellísimas con la mano derecha y bordando el toreo al natural. De esa mano izquierda brotaron los mejores muletazos de la tarde, que pusieron a los aficionados de pie. A pesar de pinchar, la gente sacó los pañuelos, se le concedieron las dos orejas y salió a hombros.

Nuevo triunfo de Emilio de Justo, que al margen de las orejas, vuelve a demostrar que es un TORERO y que está más que preparado para afrontar empresas más importantes, y los aficionados lo saben y lo esperan.





No hay comentarios:

Publicar un comentario